Por Luciano Crisafulli, Alaya Corporative Accelerator

David Kidder, ganador en el 2008 del premio al Emprendedor del Año otorgado por la prestigiosa consultora Ernst & Young, escribió en el 2012 un interesante libro llamado “The Startup Playbook” con la finalidad de brindar consejos a quienes estén pensando iniciar un emprendimiento tecnológico. Para ello realizó numerosas entrevistas a grandes compañías que iniciaron como Startups, la idea fue identificar cuales fueron sus variables de éxito.

Tal como se afirma Kidder: “la pasión y la dedicación son importantes, pero hay otros factores que también deben tenerse en cuenta para crecer”. Incluso el autor sugiere algunas afirmaciones que van en camino opuesto a lo que comúnmente suele leerse o escucharse.

  1. Solucionar problemas obvios y estar temprano

Este consejo surge de analizar la experiencia de Reid Hoffman, fundador de LinkedIn. La sugerencia es intentar resolver problemas obvios, incluso cuando el mercado actual ya esté brindando una solución aparentemente efectiva. Cuando Hoffman comenzó LinkedIn, sus pares consideraban que dicha startup no iba a tener éxito simplemente porque el mercado de recursos humanos ya estaba plenamente cubierto por periódicos y consultoras. Entonces, ¿Por qué iba tener éxito un emprendimiento que trataba de solucionar un problema ya resuelto? La respuesta es que el éxito puede darse no solamente cuando se desarrolla una nueva solución a un problema no resuelto por el mercado, sino también cuando la idea logra solucionar dicho problema de una mejor manera respecto a la alternativa prevaleciente.

Otro consejo importante de Hoffman es el tiempo, para él es importante estar temprano en el mercado para correr con ventajas ante futuros competidores. Aquí, sin embargo, debe tenerse en cuenta que si el proyecto sale demasiado temprano, puede que el emprendedor se quede sin recursos para sostener el proyecto. Es clave entonces en estos casos realizar un flujo financiero lo más detallado posible para saber cuánta “nafta” tendremos.

  1. Tener clara la misión y visión de la Startup

Para Kidder es fundamental que el emprendedor tenga por escrito cuál es la misión de su Proyecto. En esta misión debería quedar en claro qué problema queremos resolver, cómo lo vamos a resolver y por qué queremos resolverlo. Tan importante como la misión es la vision, definir hacia donde quiere ir. El emprendedor debe tener permanentemente una visión de futuro y definir cual es el rol que él quiere ocupar en esa visión.

Personalmente creo que este factor es muy importante pero lamentablemente es tan citado como subestimado por los emprendedores locales y regionales. Todos los emprendedores piensan que tienen en claro la misión y visión de su Startup hasta el momento que les toca escribirlas en un papel.

  1. Ocultar la idea antes de iniciar

A diferencia de lo que muchos autores sugieren, para Kidder es importante no contar mucho la idea del emprendimiento antes de iniciar. Según su observación, cuando el emprendedor cuenta su idea corre dos riesgos, el primero es que familiares y amigos, en lugar de apoyar la idea o ayudar a ejecutarla, suelen ser retractores de la misma porque no conocen el mercado o el sector. En Segundo lugar, Kidder sugiere que el emprendedor al esparcir por todos lados su idea, corre el riesgo de que la misma sea robada por otros. Por lo que, para el autor, es bueno esperar a poner en marcha primero la startup para luego salir a hablar del producto.

En mi opinión este es el punto más controvertido de las sugerencias que realiza el auto. Al haber un ecosistema relativamente integrado hace que el compartir la idea ayude a ganar tiempo y a evitar cometer ciertos errores de novato. Gracias a la comunicación de la idea uno puede conseguir no solo consejos que permitan moldear un mejor modelo de negocio, sino también socios, recursos, clientes, proveedores, etc. Es cierto que la idea puede ser robada, pero esto no ocurre de manera frecuente, en lo personal considero que en la mayoría de los casos vale la pena correr el riesgo.

  1. Poner en valor recursos que no se utilizan eficientemente

Este punto tiene que ver principalmente con la economía colaborativa. Un ejemplo clásico de Startups que lograron eficientizar el uso de recursos a través de una solución tecnológica es el caso de Airbnb, que permite al propietario de una propiedad compartir su hogar. A nivel local un caso para ejemplificar es el de Duoparking, que permite rentar la cochera de uno mientras no se está utilizando.

  1. Agregar funcionalidades a productos convencionales

Una forma de generar una propuesta de valor es agregando nuevas funcionalidades a un producto ya existente. Pueden encontrarse muchos ejemplos sobre estas acciones de innovación incremental. Un caso emblemático es el del teléfono cellular, que inicialmente solo permitía realizar llamadas y escribir mensajes. Ahora el smartphone es, además de un teléfono, una maquina de fotos, un grabador, un libro y un musicalizador todo integrado.

  1. Reaccionar rápido a los problemas

Es clave para el emprendedor tener definido su modelo de negocio y observar en forma permanente el desempeño de la compañía. En caso de que por algún motivo, ya sea interno y/o externo, el modelo no esté funcionando, es muy importante identificar el problema y cambiar rápidamente lo que sea necesario (pivotear).

  1. Mantener a empleados y consumidores contentos con el producto

Si bien siempre se lee acerca de la importancia de ser un buen líder, esta variable suele ser la más olvidada por los founders. Las operaciones diarias hace que el CEO olvide muchas veces las buenas formas para con los empleados, lo cual puede generar un clima de disconformidad en el entorno del trabajo. Esto no solo puede hacer que la startup pierda a sus mejores recursos, sino también generar una mala imagen hacia afuera. Las cuestiones motivaciones pueden convertirse en un circulo virtuoso o vicioso dependiendo de la actitud del líder. Vale la pena destinar tiempo, recursos y energía a mantener bien motivados al personal que le agrega valor a la compañía.

En cuanto a los consumidores, siempre debemos tener presente que lo que buscamos con nuestra Startup no es simplemente vender un producto, buscamos algo más, buscamos enamorar al cliente y generar una relación ida y vuelta de largo plazo. ¿Qué hacemos desde nuestro emprendimiento para ello?

  1. Mantener la visión de futuro

“Lo que funciona hoy, no funcionará mañana”. Este lema debe hacer que el emprendedor esté permanentemente pensando en el futuro, analizando cómo cambiará el mismo para anticipar posibles cambios de mercado. Esta es una fortaleza que caracterizan a las principals startups respecto a las grandes compañías, su mayor flexibilidad y poder de adaptabilidad. Estar alerta ante cambios de necesidades y o preferencias de consumidores.

 

Cómo crear una empresa de rápido crecimiento

Las empresas gacela siguen una serie de prácticas comunes que explican por qué crecen por encima de la media y muy rápidamente. a primera y fundamental es que han convertido el crecimiento en un factor estratégico. Mientras otras empresas diseñan sus estrategias...

read more

IV Edición “Israel Innovation Awards”

“ISRAEL INNOVATION AWARDS 2018” Distinción Israelí-Argentina en Innovación 2018 Fecha de cierre: 31.08.2018 Bases y condiciones La Embajada de Israel en la República Argentina junto con la Cámara de Comercio Argentino Israelí y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e...

read more