Definir y analizar correctamente las métricas de tu startup y dar el seguimiento adecuado es clave para conseguir los resultados de crecimiento que estás buscando.

Por René Lomelí*

He visto a muchas compañías pasar de cero a miles de clientes en los últimos años por aprender a poner atención a sus métricas. Sin embargo, uno de los errores más frecuentes en startups es no poner atención a estos indicadores pues tú como fundador y tú equipo están enfocados en la operación del día a día y no se dan el tiempo para ser estratégicos y así conseguir el crecimiento que has planeado desde el inicio.

Definir y analizar correctamente las métricas de tu startup y dar el seguimiento adecuado es clave para conseguir los resultados de crecimiento que estás buscando. Por eso en nuestro programa semilla ayudamos a las startups a implementar prácticas que les permitan crear este hábito. Aquí te comparto consejos para conseguirlo:

  • Comienza sencillo

Inicia definiendo las dos o tres métricas más importantes y genera una rutina de revisión junto con tu equipo cada semana.

Una vez que tu compañía y tu equipo crezcan será momento de hacer este ejercicio mucho más complejo y con más detalle, este será el momento donde estarás midiendo absolutamente todo en tu negocio.

Para comenzar no es necesario una herramienta sofisticada, utiliza excel, Google docs, una libreta, lo que sea que te funcione y te permita siempre tener presentes y actualizados estos números.

  • Define métricas

Busca las métricas que definen la naturaleza de tu negocio. Aquellas que, si crecen semana con semana, el negocio y tu equipo crecerán también.

¿No sabes por dónde empezar? Comienza por la definición de tu startup, ¿En una oración que es lo que ustedes hacen? ¿Son una tienda en línea? Entonces una de tus métricas debería de ser número de órdenes procesadas. ¿Son Uber? número de viajes concretados. Estos son ejemplos, si están haciendo bien su trabajo justo serán estas métricas las que te van a ayudar a levantar una siguiente ronda de financiamiento.

Aléjate lo más que puedas de las métricas de vanidad, estas son aquellas que son tentadoras, sólo te hacen ver bien ante otros, pero internamente sabes que no hacen ninguna diferencia en tu negocio.

  • Seguimiento y análisis

Dar seguimiento es lo más importante, de lo contrario hacer esto no tiene ningún sentido. Encuentra la frecuencia que mejor funcione para ti y tu equipo.

Mi sugerencia es hacerlo una vez por semana, fijen un día y hora y que cada semana sea inamovible. Agréguenlo a su calendario y tomen un compromiso de prepararse para esta reunión semanal. Una vez que repitan esto varias veces crearán un buen hábito.

Toma el tiempo necesario para revisar cada una de las métricas que están midiendo.

Analiza cómo se movieron esos números en tus indicadores, si fue positivo el impacto entiendan que fue lo que hicieron diferente que funcionó o lo contrario, que no funcionó. ¿Deberían hacer más de eso o menos?

  • Invita a un externo

Tener a un invitado externo no es un requisito, sin embargo, puede ayudar a traer nuevas ideas a la mesa. Si lo vas a hacer, consigue a una persona de confianza que se comprometa a estas reuniones cada semana. Idealmente podría ser uno de tus inversionistas o algún otro emprendedor que consideres exitoso. En este momento no te preocupes por ponerle un título y mucho menos una compensación a esta persona busca a alguien que quiera ayudarte 1hr por semana.

  • Define metas y accionables para la siguiente reunión de seguimiento

Asegúrate de cada semana terminar la reunión con metas de cómo se deberían de ver los indicadores de tus métricas en los próximos siete días. Y con esto cada miembro del equipo se lleve tareas claras a ejecutar que les permita ver este resultado rápido.

Lo increíble de hacer el seguimiento cada semana es que se podrán permitir hacer múltiples experimentos, ponerse creativos para conseguir más clientes o usuarios, equivocarse y probar de nuevo.

  • Involucra a tu equipo

Es muy importante que todo el equipo entienda qué números deben impactar y así todas las actividades de su día a día las puedan priorizar en base a si impactan o no estos indicadores.

Cuando formas parte de un startup la lista de tareas siempre va a ser larga y posiblemente nunca termine, es por eso que de esta lista deberías preguntarte: ¿Hacer esta tarea tendrá impacto positivo en nuestras métricas, sí o no? Si la respuesta es Sí, hazlo. Si la respuesta es No, revisa si esta actividad o tarea podría impactar otra métrica que deberían estar midiendo, si la respuesta de nuevo es No, pásalo al final de tu lista.

Promueve que tu equipo entienda y conozca los números actualizados de las métricas de tu negocio. Nunca sabes cuando alguno de ellos podría tener una conversación con un potencial inversionista, y si esto llegara a pasar esta es la mejor oportunidad de mostrar la carta de presentación de tu compañía. Nada habla mejor de tu compañía que los resultados de tus métricas.

Si aún no tienes estas prácticas en tu compañía es momento de empezar, ¡contagia a tu equipo bloquea en tu calendario una hora completa de hoy o mañana para comenzar! Te garantizo que tu startup tomará una inercia y velocidad de ejecución que antes no tenía.

*Director de Operaciones @ 500 Startups, LatAm.

Fuente: Forbes Mexico

15 Free Tools Every Entrepreneur Should Use

15 Free Tools Every Entrepreneur Should Use You can go broke fast as a new entrepreneur. Here are 15 free tools to help you get started and even grow a sizable business, while preserving your funding for what really matters. 1) Google Slides One of the great tools in...

read more